PONENCIA

Presentada por:  Víctor M. Negrón Colón, Superintendente Auxiliar del Distrito Escolar de Santa Isabel

Fecha:  28 de febrero de 2018

Lugar:  Anfiteatro de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Ponce

 

Muy Buenos días a los miembros de esta honorable Comisión de Educación y Reforma Universitaria y a los presentes.  Como educador y ciudadano me presento ante este foro para exponer mis inquietudes sobre el Proyecto Núm. 825 para establecer la “ Ley de Reforma Educativa de Puerto Rico”.  Aunque, entiendo que el Sistema de Educación de Puerto Rico, conforme a la Ley Núm. 149, requiere cambios necesarios para atemperarla a las necesidades educativas de nuestros educandos, no es menos cierto que para ello hay que hacer un análisis profundo de datos para tomar decisiones acertadas y sustentadas.  El no hacerlo conllevaría a repetir los errores del pasado.

El documento  de referencia expresa la acción de reformular el sistema educativo en función del estudiante como centro y eje principal de la educación, aspecto con el que concurro en su totalidad. Sin embargo, ¿cómo se establecerá un presupuesto basado en el costo promedio por estudiante para garantizar que éste reciba la misma inversión de recursos en su educación, cuando hay otros factores que pueden elevar el presupuesto tales como terapias, equipo asistivo, programado especial, equipo y o materiales para los cursos vocacionales, entre otros. 

El Proyecto contempla descentralizar a través de la Oficina Regional Educativa los servicios para tener una estructura más eficiente y  que responda a la comunidad escolar.  ¿Se han percatado que el lugar más cercano a la escuela es el Distrito Escolar y no la Región Educativa?  Es en los distritos dónde se atienden asuntos medulares de la docencia y administrativos.  Por otra parte,  recae prácticamente sobre este nivel el desarrollo profesional de maestros, directores y las intervenciones directas a las escuelas; incluso en ausencia de directores y maestros es el personal del distrito el que asiste a las mismas.  ¿Cómo puede ser posible se le dé mayor poder a una Región Educativa cuando experimentamos que es allí donde los procesos se atrasan?  Un ejemplo sencillo, pero importante es la revisión y  firma de las organizaciones escolares de parte del Director Regional, función que le corresponde,  al día de hoy y en medio de un proceso de evaluación de maestros y directores, las mismas carecen de esta firma.  Son innumerables las peticiones que realizan y evidencian los directores solicitando el nombramiento del personal necesario para que nuestros estudiantes reciban los servicios educativos en diferentes disciplinas y puedan cumplir con sus requisitos de graduación; lamentablemente y luego de haber concluido un ciclo escolar hay escuelas sin recursos y otras con disponibilidad de ellos, justamente es en la Región Educativa  donde se supone  se realizan esas transacciones.  Cabe preguntarse, ¿es el más eficiente?... ¿es el más cercano? Realmente y prácticamente, NO, no lo es.

Este Proyecto conforme a su redacción es excluyente al indicar en el primer párrafo de la página #2 y cito: “establecer un Programa de Libre Selección de Escuelas como una alternativa adicional para promover la igualdad en el acceso a una educación de calidad para los sectores más vulnerables de nuestra sociedad, el cual promueve el subsidio directo a los padres mediante becas educativas, (cierro cita).  La educación de calidad debe y tiene que ser para todos nuestros estudiantes, independientemente del sector al que pertenezca el mismo.  Por otra parte, ¿cómo este Proyecto define calidad?  ¿Cuáles son los criterios?  Si tomamos como parámetro únicamente los resultados de las pruebas estandarizadas que provee el estado a nuestros alumnos de escuelas públicas (META-PR – Regular y Alterna), careceríamos de otros factores indispensables en la educación y formación integral de un individuo. ¿Cómo se puede demostrar la calidad de una escuela ALIANZA, si no tiene los resultados de un instrumento de medición al momento de su implantación?  Lo mismo sucedería con las instituciones privadas, ¿cómo evidenciamos calidad cuando en la actualidad las mismas no necesariamente proveen a los estudiantes un instrumento de medición uniforme para todas ellas y que sus resultados respondan a unos estándares y expectativas de alta calidad y rigurosos?  Puede que algunas de ellas provean pruebas estandarizadas tales como: PIENSE 1, PIENSE 2, pero no es para todos los grados y sus estadísticas no son divulgadas y expuestas como lo hace nuestro sistema educativo.  Basado en lo antes expuesto, realmente no hay margen comparativo para declarar como cierto que una educación de una escuela Alianza y del sector privado es de mejor calidad que la de las escuelas públicas. 

¿Cómo se pretende crear escuelas alianzas administradas por universidades del estado, cuando éstas han demostrado problemas en sus finanzas y áreas administrativas docentes?  Actualmente, ¿qué instituciones sin fines de lucros podrían administrar éstas?  ¿Cómo se establecerá que es idónea para cumplir con los fines educativos?  Cabe señalar que cada escuela alianza pueden enfocar sus servicios educativos a un tipo de población estudiantil en particular, como por ejemplo, estudiantes de elemental, estudiantes de educación especial, estudiantes con problemas de disciplina, estudiantes dotados, entre otros. Entiendo que esta acción estaría fomentando la segregación de los estudiantes, posiblemente creando estigmatizar los alumnos.  ¿Dónde quedaría el postulado del ambiente menos restrictivo establecido en la Ley # 51?.  ¿Qué sucederá si un estudiante no puede estar en su escuela más cercana, porque la han convertido para dotados y él no está clasificado en dicho nivel? De igual forma pasaría con otro tipo de enfoque educativo.  El estudiante y el padre aunque quiera estar en esa escuela cercana, no puede por no reunir los requisitos de esa escuela alianza.  Entonces, ¿quién le proveerá la transportación?  ¿Se tendrá el presupuesto necesario para atender el asunto?  Otra situación que plantea el Proyecto es que las escuelas alianzas pueden establecer límite de matrícula para evitar hacinamiento o para proveer un mejor servicio a los estudiantes de bajo ingreso o en riesgo.   ¿Por qué dicha medida no se provee también a las escuelas públicas regulares?, sería un principio de equidad. Estos puntos son inquietantes y fomentan la fragmentación social.

La Ley #149-1999, conocida como la Ley Orgánica del Departamento de Educación de Puerto Rico, establece en principio la participación activa de las comunidades, incluyendo a los padres, madres en la educación de sus hijos, lo que también contempla el Proyecto Núm. 825.  Sin embargo, ¿cuál es la participación real? Lamentablemente,  el gobierno ha tenido que tomar acción para que los padres visiten las escuelas, ya que estos aún con lo contemplado en las leyes, su participación en el escenario educativo es bajo.  Reconozco que los que se involucran son efectivos y  los resultados académicos de sus hijos superan en muchos casos al de los estudiantes cuyos padres van solo una o dos veces cada semestre para recoger las notas de sus hijos, pues de lo contrario no cualificarían para algunas ayudas.  Nuestros padres necesitan ser preparados para que puedan ayudar a sus hijos, pero es necesaria su presencia no sólo para recoger notas, actividades deportivas, entre otras.  Es imperativo su compromiso como parte fundamental del desarrollo educativo de su hijo.

En cuanto a los vales educativos conocidos en el Proyecto como CERTIFICADOS, ¿qué criterios se utilizarán para otorgar los mismos?, ¿se incluirán estudiantes del programa de desvío, con problemas de disciplina, de alto riesgo por su desempeño académico o ausentismo para recibir los mismos?  Ya sabemos que de serle otorgados y alguna institución privada le deniega su ingreso, es nuestro Sistema tradicional el que tendrá que servirle como lo hemos realizado hasta el día de hoy.  Con ello deseo saber si ustedes tienen estadísticas de estos estudiantes y en qué escenario educativo está la mayoría, ¿en escuela pública, privada o alianza?  Van a encontrar que están en nuestro sistema público.  Con ese ambiente trabaja nuestro personal y no podemos dar demérito, hasta salir del estudiante.

La educación de nuestros estudiantes debe ser holística, de forma integral atendiendo sus intereses.  En este Proyecto el objetivo global de la educación es desarrollar al estudiante al máximo de su capacidad y que se gradúe preparado en las materias de ciencias, tecnología, ingeniería y matemáticas, mejor conocido por sus siglas en inglés STEM, para que pueda competir en la economía global.  ¿Qué sucede con el estudiante con intereses diferentes tales como las Bellas Artes, la historia, entre otras? Conforme a lo escrito realmente quedaría en un segundo plano.

 

El secretario(a) establecerá la estructura organizacional de cada Oficina Regional Educativa, mediante reglamento, la cual contará con un Superintendente que será nombrado por y servirá a discreción del Secretario(a).  Deberá ser ciudadano de los Estados Unidos, poseer estudios graduados y deberá contar experiencia en finanzas y administración del nivel equivalente al de una oficina regional.  Si partimos de esta premisa limitaríamos a estar en esta posición a personas bien capacitadas y emprendedoras que por no poseer experiencia de una oficina regional educativa no podrían ocupar el puesto. No necesariamente el tener experiencia en dicho nivel es indicativo de eficacia y calidad.  Superintendentes que poseen puestos de Carrera y que fueron seleccionados mediante certificación de elegibles y cumplen con todos los requisitos del puesto, ¿qué sucederá con ellos? Por otra parte, me ocupa ver la cantidad de puestos que se establecerán en la Región conforme al organigrama presentado por la Dra. Keleher, secretaria de Educación, manteniendo ayudantes especiales y otro personal que implica mayor gasto para la agencia. ¿De dónde saldrán los fondos recurrentes, que no sea de la asignación presupuestaria dirigida a los estudiantes? ¿Será aprobada por la Junta de Supervisión Fiscal incluyendo puestos de Psicólogo Escolar y jueces administrativos?, ¿tienen los fondos identificados? ¿son recurrentes? ¿cuánto cobrarán? Y ¿cuántos serán?

El aspirante a director de escuela deberá estar cualificado, demostrar su capacidad para dirigir una escuela y contar con experiencia gerencial, administrativa y pedagógica. ¿Cómo va a contar con experiencia un maestro que proviene de un salón de clases?

Durante el inicio de cuatrienio se derogó la carta circular de equidad, por entender que iba en contra de los valores de pueblo, sin embargo el Proyecto va más allá estableciendo que el estudiante no será discriminado por su raza, color, sexo, nacimiento, ideología política o religiosa, condición física o social, orientación sexual, discapacidad o impedimento físico o mental, ni por ser víctima de violencia doméstica, agresión sexual o acecho, ser un niño sin hogar o cualquier tipo de discrimen.  Tienen que tener claro que no se establece origen sexual, sino orientación sexual.  ¿Estamos preparados para lo que ello implica? ¿Por qué entonces se derogó la Carta Circular? ¿Se levantará otra polémica al respecto?

 

En el área  Ocupacional y Técnica esperaba un acuerdo entre el Departamento de Educación  y el Departamento del Trabajo para flexibilizar los requisitos de internado ocupacional de los estudiantes en los diferentes centros, establecidos por esta última agencia.  De igual forma ampliar los incentivos al 100% de los estudiantes mediante el Aprendizaje Basado en el Trabajo (Work Based Learning – WBL).

 

Sin ánimo de ser mezquino, apoyo el proceso de evaluación riguroso del desempeño del personal para demostrar su efectividad en beneficio del aprendizaje de estudiante y su desarrollo integral, basado en rendición de cuentas y con consecuencias.  Este proceso debe iniciarse por los empleados de mayor jerarquía, dándo así el ejemplo de eficacia y responsabilidad de servicio, hasta llegar al maestro.

Me satisface y llena de alegría ver cómo en diferentes graduaciones, días de logros, olimpiadas, feria científica,  diferentes certámenes y competencias nuestros estudiantes demuestran  sus dotes, siendo reconocidos por diferentes entidades, agencias gubernamentales y privadas, exaltando sus talentos.  Allí están gobernadores, alcaldes, legisladores, ciudadanos, padres, madres, maestros, todos presenciando el esfuerzo y trabajo de un estudiante producto del sistema de educación pública.  Sin embargo,  resulta inverosímil ver cómo hay personas que intentan denostar la escuela pública, haciendo declaraciones prejuiciadas y con conocimiento fragmentado o contaminado de las mismas. 

 

Apuesto que esta Comisión hará un análisis profundo de lo expuesto durante estas vistas y que el ejercicio no sea fútil, como se puede interpretar ante las declaraciones de la Secretaria de Educación en el rotativo Primera Hora con fecha del 23 de febrero de 2018.  Si finalmente la reforma va, vaya tomando en consideración las propuestas de personas comprometidas que amamos, trabajamos y conocemos el sistema educativo público de Puerto Rico.

Por los puntos antes mencionados y otros que omito por lo limitado del tiempo no puedo apoyar este Proyecto Núm. 825, entendiendo que hay áreas sin aclarar y que podría ir en detrimento de nuestro Sistema educativo público. 

 

 

Agradezco la oportunidad brindada y reitero mi compromiso con la Educación Pública de Puerto Rico.